Miedo por horas

Refugiado en las horas de un día desperdiciado.
Son horas libres de culpa.
No puedes desperdiciar las horas
que le pertenecían al sueño.

El día de mañana se acerca ya, pero nunca llegará hasta aquí.
Peleó contra el sueño.

Es la hora de los secretos desnudos. La hora de los escrúpulos.

Hasta aquí me han de encontrar. En el río de agua negra donde floto.
Me han arrinconado, pero la broma está en ellos.
Les doy mi cara torcida y huesos rotos para
que jueguen.
Pronto me levantaré con el sol
y seré yo quien los arrincone.

Advertisements

Piernas y Botas

Hola, sí, ¿muy bien y tú?
Entonces ¿me puedo sentar aquí
contigo?
Gracias
Sentada frente a mí;
atrás del monitor,
te ves espectacular.

Sí,
yo ya terminé mi trabajo.
Háblame un rato más
¿Qué tal es ser
secretaria
aquí?
¿Sí?
Oh, vaya ja ja
¿Te molesta si agarro
tu libro?
“Cuando el sexo no
es suficiente”.

Vaya, el separador
ya ha avanzado mucho
y yo apenas llegando.
No voy a poder
irme caminando
si sigues pasando tu
pierna por la mía,
pero no te detengas.
Algo me excita en
esta proclamación de ruina.
Disolverlos.
Pídeme solvente.

Sólo estoy fingiendo leer,
hasta que te veo aquí.
Hasta has subrayado pasajes…

Ahora sólo puedo ver
un corazón roto
tratando de sanar
en la piel de otro…

Pico de Cuervo

Me siento frustrado.
El arte, dicen, es el reflejo
de tu interior, de tu corazón;
lo que mora en tu alma.
Yo siempre que estoy ante una hoja,
es porque voy a asesinarla.
Dejarla bien muerta, digo.
Más blanca que cuando llegó;
con rayones negros e iracundos;
con trazadas delgadas y
melancólicas.

Soy un enterrado compulsivo.
Necesito estar enterrado.
Entierrame en mi trabajo
¿Ya no hay más trabajo?
Entierrame en las putas drogas
con el resto de mi generación.
¿Ya no hay drogas?
Entierrame en el arte.
Entierrame en un sexo
que sea malvado y profundo.
Entierrame con las plantas
Entierrame con la mopa y la cubeta
Entierrame en algo
¡Por favor!
Entierrame
Entierrame
y no me des ni un sólo momento
para respirar.

Soy el gran tiburón blanco
que debe moverse o morir.
Soy el gran tiburón blanco
con las fauces abiertas;
con el hambre insaciable.
Soy el gran tiburón blanco
con un arpón en el vientre;
con una roja estela compañera.

Esta es mi alma.
Esta es mi poesía
y la odio por eso.
Porque no sabe ser feliz.

Coral

Soñando despierto
en el escritorio;
pensando en corales
para envolver mis algas.

Pensando en cómo llamar
a mis esculturas
acuáticas.

Te llamé Coral.
Espero que te guste.

Te vi a través
de las refracciones
de un arrecife,
¿O acaso
era una pecera?
Como sea,
hoy compré
un pez blanco
y le conté
todos los sueños
estúpidos
que tenía contigo
y por poco
no lo salvo del inodoro.

Ahora tengo
un pez suicida
y un montón
de poemas
que no llegarán
a tus oídos.

Querida;
Hermoso
naranja
y morado.
¿Dónde
dejaste
mis acuarelas?

Buzz

Cayendo con estilo,
diría Buzz.
Estoy buscando
algo que traiga
ese buzz.
Algo para llegar a la luna,
como Buzz lo hizo.

Santa trinidad:
León, blunt
y tinta.

Pall Mall y malta:
la historia
de las drogas
es la historia
de la humanidad.

La mía es
más bien
trágica y cómica;
por eso
soy un escritor
entre tantas otras cosas.
Pero no dejemos
que otras caras
sangren ésta.

¡Abrochen los cinturones!
¡Aterrizaje forzoso!
hemos llegado al sillón.
Oye.
¿dónde has
dejado la blusa?
Eres perversa.
Llévame al horno
y tira la llave.

Cigarros después del sexo;
los clichés me dan arcadas.
Sal de aquí;
tengo que regar
las plantas y eso no
es metáfora para nada.

pH

Este poema
aún no se mueve,
pero va a hacerlo.

Cállate.
No,
en serio,
cállate y escucha.
Soy la
técnica Ludovico
para estos
hijos de perra.

Comparten
imágenes
en la internet
y creen que eso es vida.
¿Qué diría Dios?
No, en serio,
mejor que no se entere.
Va a pedir de regreso
su regalo de
polvo y costillas.
No es cierto.
Si existiera
hubiera hecho algo mejor,
pero carajo
si no eres libre
de poner
tu bolsa de carne
en la trituradora.

¡PERO ES TAN BUEN TIPO!
Procede a conducir
ebrio una camioneta.
Hey, si te vas a estrellar,
hazlo contra un puto poste,
tu vida no vale nada
como
para que
te lleves
otra sin permiso.

¡PERO ES TAN ARTISTICO!
¡ŅUNCA HA LEÍDO UN LIBRO!
Ya bien podría
ser el presidente
pero no por eso no
es un pendejo.

¡PERO TENGO LA RAZÓN!
Ah ¿Por eso lloras por las noches?
¿Te sientes incómodo?
Debo de estar haciendo
algo bien.

Todos somos el mismo
tipo
de desperdicio,
por eso mi poema
te hace sudar
como
el ejercicio
que
nunca has hecho
¿Te amas tanto?
¿Entonces porque ensucias a tu templo?
Ah, sí, culpemos la genética.
Ahora estás enojado
y negando
¿El qué carajo sabe?
Lo mismo que tú.
Miento de nuevo,
odio la falsa modestia.
Lo suficiente como
para quemar la especie
en un
sólo poema
y
no
sentirme mal.

Soy parte de la raza
que ama tanto al mediocre
que maldito seas
si lo intentas.
Pero
no
es como si fueras.

El dibuja taaan bien,
pero
El talento no es ni una mierda
sin sangre ni sudor,
por eso años después sigue
coloreando
círculos.

Mira a ese hijo de perra
ultrajando la guitarra;
toca la misma canción
que todos los demás
¿Para eso querías aprender?
Tu sueño es caminar los pasos
de alguien más.

No controlas tu mente y
ni siquiera te conoces
¿Pero qué tal van tus likes?
¡Wow!
¡Realmente la gente disfruta
de tus senos!
Argh, digo
¡De tu foto de progreso!

¡Este es tu mundo!
De padres ebrios que
azotan a sus hijos contra muros
y madres que
amamantan nicotina.
¿Qué?
Ah, sí, eso no existe aquí.
¡Esto es un poema!
Déjame intentarlo otra vez,
la florecita y la abeja
se quieren mucho,
por eso él la va a picar
hasta matarla.
Ahora la florecita vive con
su madre, pero
eso no detiene el abuso
por eso ella ahora es
una fría
acuarela roja
en la tina.

¿Ves?
No dolió tanto
Vuelve a dormir
si quieres.

Sobre escribir poesía

Cinco reglas
para escribir un poema.
Carajo,
yo llevo años
tratando,
pero los sabios de la web
ya lo atraparon
en diez pasos;
treinta tips y
cuatro videos.

Curioso
sus reglas, consejos,
trucos, atajos,
saltos, volteretas
escritos con tinta muerta.

¡Vaya!
Todo un tonto.
Todo este tiempo
sólo tuve
que ser
algo
“real”.

Bah.
Guarden
sus consejos
en su estrechadera.
Yo escribo brujería y fuego;
sentimientos; lo irreal
y lo onírico;
lo sacro y lo demoniaco
en dos palabras
vamos, pon mi alma en quince
pasos.
Nunca necesité talento,
me bastó con una pluma
y una libreta.

¡La poesía es vida, movimiento!
Las plantas que florecen;
la abeja voladora y el cuervo carroñero.
Es un abrazo en una noche solitaria;
un llanto en un día soleado;
es flagelación, comprensión y catarsis.
Es terapia y tortura y placer y castigo.
Es la humanidad y los rincones
a los que no se atreve a llegar.
Es el mundo y lo que en él conoces
y todo lo que desconoces.
Pero perdona,
me estabas diciendo
el paso tres.